Historia

Charros de Jalisco, una historia que se mantiene viva

Más que un equipo de béisbol, Charros de Jalisco es un proyecto encabezado por líderes empresariales y humanos convencidos de que a través del deporte se pueden forjar, primero mejores ciudadanos, y a largo plazo, una comunidad sana, honesta y comprometida con la sociedad.

Con la intención de ser una organización deportiva profesional líder en nuestro estado y modelo a seguir en México, en 2014 un grupo de empresarios y aficionados jaliscienses apostó por el retorno del béisbol profesional a Guadalajara, dándole de nuevo vida al Club Charros de Jalisco, que tras 20 años de ausencia selló su ingreso a la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), con la adquisición de la franquicia de los Algodoneros de Guasave.

Con el regreso del béisbol profesional a la entidad, la institución se ha preocupado por ofrecer a los jaliscienses no sólo un espectáculo de primer nivel, sino un compromiso con las causas sociales, recibiendo una extraordinaria respuesta de la afición.

Charros de Jalisco ha rescatado el ex Estadio Panamericano de Atletismo, convirtiéndolo en un espacio donde las familias acuden a divertirse, convivir y en el caso de los niños y jóvenes, a practicar su deporte favorito en la Academia Charros-Code y Charros DIF, que cuenta con instalaciones en la Zona Metropolitana de Guadalajara, los Altos de Jalisco y la comunidad wixárica de San Sebastián Teponahuaxtlán; con el apoyo del Gobierno Federal, próximamente abrirá más escuelas en otros puntos del estado.

En tan sólo 7 años, hemos recibido la Serie Final de las temporadas 2014-15 y 2018-2019 de la Liga del Pacífico, y la Universiada Nacional UdeG 2016; en marzo de 2017 fuimos sede del evento de pelota más importante a nivel internacional, el Clásico Mundial de Béisbol 2017, y en febrero de 2018 recibimos la fiesta más grande del béisbol latino: la Serie del Caribe, en su edición 60.

Además, del 2 al 4 de noviembre de 2019, fuimos anfitriones del Premier 12, el principal evento internacional de béisbol organizado por la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés) que reunió a las mejores 12 Selecciones del mundo y que otorgó 2 plazas para el beisbol de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A repetir las grandes hazañas

Históricamente, el equipo de Jalisco ha sido sinónimo de éxito. Previo a su retorno a la LMP, la novena albiazul tuvo participación en las ya desaparecidas Liga del Centro (1946 a 1949, como Pozoleros) y Liga de la Costa del Pacífico (1952 a 1955, como Medias Azules), así como en la Liga Mexicana de Béisbol, en tres etapas (1949-1952, 1964-1976 y 1991-1995), ya como Charros de Jalisco.

Fue la segunda etapa de Charros en la LMB la que significó sus mayores logros, al obtener dos veces el título de ese circuito, en 1967 (vs. Broncos de Reynosa) y en 1971 (vs. Saraperos de Saltillo), siendo éste último el más recordado por la afición debido a que el equipo se levantó de una serie 3-0 en contra, para ganar los últimos cuatro cotejos y alzarse con el título. El 18 de agosto de 2021 se cumplieron 50 años de aquella hazaña.

Más recientemente, justo en la campaña de regreso al béisbol invernal en México, en la Temporada 2014-15, Charros logró el subcampeonato, cayendo en la Final ante los Tomateros de Culiacán. La serie quedó 4-1 a favor de los guindas, pero Jalisco daba avisos de que sería una plaza más que digna del béisbol de LMP.

El primer campeonato en la LMP –hoy Liga ARCO– llega con apenas 5 años de su ingreso a dicho circuito, bajo el mando de Roberto “Chapo” Vizcarra, cuando la tropa jalisciense logra derrotar 4 juegos a 2 a los Yaquis de Ciudad Obregón en la Serie Final de la Temporada 2018-2019, coronando una exitosa temporada para orgullo de todos sus fanáticos.

Se escribe una nueva página

Con el firme objetivo de convertir a Charros en un equipo protagonista de la Liga ARCO y a Jalisco como una de las plazas más sólidas del beisbol invernal, el 4 de octubre de 2021 fue presentada la nueva directiva encabezada por José Luis González Íñigo como Presidente del Consejo de Administración; Íñigo González Covarrubias, como Presidente Ejecutivo; Juan Carlos González Íñigo, como Asesor de la Presidencia y Luis Alberto González González, como Director General.

Su pasión por el beisbol, el interés por el desarrollo de las comunidades y la extraordinaria oportunidad para trascender con los valores de respeto, lealtad y compromiso que ya han implementado en Grupo Sesajal, convencieron a la familia González Íñigo de apostar por un proyecto como Charros.

Un factor clave para que las gestiones realizadas por la familia González Íñigo en el proceso de adquisición del club llegaran a buen término fue el aval otorgado por el Gobierno del Estado de Jalisco, a través del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (CODE), para poner en funcionamiento las instalaciones del Estadio Panamericano.     

Fundamental resultó también la excelente respuesta y bienvenida que tuvieron los aliados comerciales del club, quienes con su participación en ésta y próximas temporadas, ayudan a garantizar que el espectáculo deportivo y de entretenimiento de primer nivel que ha caracterizado a Charros crezca y se consolide hacia el futuro.

Sin duda, la Temporada 2021-2022 de la Liga ARCO proyectará a Charros de Jalisco como una institución que se preocupa no sólo por formar un equipo competitivo y ofrecer una gran variedad en opciones de entretenimiento, sino como un buscador constante de beneficios para la comunidad, convirtiéndose en ejemplo a seguir entre las organizaciones deportivas en México.